Cataluña: El rol del poder (Josep Redorta)

Proseguimos con la serie de colaboraciones con otro interesante artículo de Josep Redorta que aporta una nueva perspectiva para entender mejor el conflicto actual en Cataluña. Gràcies de nou Josep!

talking.jpg

CATALUÑA: EL ROL DEL PODER

POR: JOSEP REDORTA (28/09/2017)

Abogado y doctor en Psicología Social.

Miembro de The International Association for Conflict Management

Hoy se decide el rol de las fuerzas de seguridad a partir de una orden judicial de evitar el Referendum convocado en Catalunya para el próximo domingo día 1º de octubre. Entiendo que es pertinente una reflexión sobre el poder en términos generales.

Digamos para empezar que todo lo que hacemos en la vida depende de nosotros mismos o de los demás. De hecho, es cierto que vivimos en situación de interdependencia. Tenemos una dialéctica permanente entre el yo/tú y nosotros/ellos y entre el yo/vosotros.

Conviene reflexionar que, esencialmente, para conseguir cosas de los demás tenemos sólo dos instrumentos básicos: el poder (obligar a los demás a que hagan algo) o la persuasión (conseguir que los demás quieran hacer ese algo que deseamos). Aunque éstos sean los dos extremos del continuum, la mayor parte de las veces nos movemos entre ambos procesos básicos. Esto nos lleva a examinar estas dos clases de medios para conseguir que las cosas se hagan: el poder y la palabra.

tenemos sólo dos instrumentos básicos: el poder (obligar a los demás a que hagan algo) o la persuasión (conseguir que los demás quieran hacer ese algo que deseamos).

El poder ha sido muy estudiado, aunque sorprendentemente la literatura es muy dispersa. Probablemente por la complejidad misma del tema. Las relaciones de poder se hallan insertas en la misma interacción interpersonal, por lo que no podemos abstraernos de ellas como una realidad. Cuando profundizamos algo más, vemos que el poder se presenta en formas distintas. Así, en una gran clasificación podríamos situar cuatro clases de poder:

 

  1. Poder amenazador

Fundado en la capacidad de destruir y castigar.

2. Poder compensatorio

Fundado en la capacidad de intercambiar (incluyendo dinero) y premiar.

3. Poder integrador

Fundado en la capacidad de generar afecto.

4. Poder condicionado

Fundado en la capacidad de modificar las creencias.

 

El efecto más importante del poder es la obediencia, entendida como la respuesta de la parte sobre quien se ejerce el poder en el sentido requerido por quien lo ejerce. Otro de los efectos del poder es el fenómeno conocido como indefensión aprendida, que se refiere a las consecuencias que genera la impotencia reiterada frente a quien ejerce el poder. Igualmente, debe destacarse que todo poder siempre genera algún tipo de resistencia. Esto es conocido como reactancia psicológica.

De todas las formas descritas, el poder integrador, que es el poder del afecto, es considerada por Kenneth Boulding como la forma más efectiva, superior y duradera de ejercer poder. Boulding describe numerosos ejemplos que van desde el poder que ejercen los hijos sobre los padres, hasta el que ejercen los mismos animales de compañía.

Frente al ejercicio del poder, en el sentido en que lo hemos descrito, está el poder de la palabra, la capacidad de convencimiento, de persuasión, que adopta formas muchas veces muy sutiles que nos permiten conseguir cosas con el consentimiento de los demás.

La palabra es un signo verbal que cobra significado según el contexto y que mueve profundas emociones. En la primera cosa que debemos creer es en el poder de las palabras. Pero es para que las palabras tengan poder deben resultar creíbles al interlocutor, decir deben ser auténticas en su significado más profundo.

Si el poder de la palabra muchas veces ha sido infravalorado es porque, frente al dilema poder/persuasión, hemos elevado a la categoría de mito la resolución de los conflictos mediante el uso del poder sobre todo amenazador.

Frente al ejercicio del poder, en el sentido en que lo hemos descrito, está el poder de la palabra, la capacidad de convencimiento, de persuasión, que adopta formas muchas veces muy sutiles que nos permiten conseguir cosas con el consentimiento de los demás

 

Debiéramos ser capaces de constituir la palabra y su poder en un mito perseguible y deseable. No podemos vivir sin mitos. Los mitos quedan fuera de la realidad, por definición resultan casi inalcanzables y dan sentido a la acción a largo plazo. Un mito es como una aspiración profunda que nos impone valores y orienta decisiones. Algunos mitos personales: “los hombres no lloran”, “una casa amplia y con piscina”, “un príncipe azul como novio”, etc., los pagamos a alto coste emocional, hipotecas de futuro, etc.

Si la palabra por sí sola tiene un poder enorme, cuando coge forma de discurso y se intercambia con los demás, sus efectos se multiplican. Sólo no creen en el diálogo los que no lo practican.

dialogue3_newEl primer efecto del diálogo es el reconocimiento del otro. Hegel había señalado que “el hombre es un ser reconocido y que reconoce”. El reconocimiento implica legitimidad. Esto implica que los seres humanos puedan sentirse seguros de su dignidad o integridad y todo esto lo consigue el amor, el derecho y la solidaridad.

 

 Credit: Art of Stories

El primer efecto del diálogo es el reconocimiento del otro.

Existe además otro aspecto relativo al diálogo que no puede ser ignorado: es el poder que representa la comprensión exacta de los significados. Dialogar es también intentar comprenderse, y por tanto negociar significados, y por tanto generar actitudes empáticas al respetar por reconocimiento al otro. Éste es el poder de la negociación, que no deja de ser un proceso de comunicación orientado a objetivos específicos mediante procesos de mutua persuasión.

Cuando el primer efecto del poder que es obediencia entra en discusión, cómo ahora sucede en Catalunya, no cabe duda de que hay que ahondar en las causas profundas, sean cuales fueren. Recordemos a Goethe (1749-1832):

 

¡Oh! ¡Feliz aquel que confía

En poder sobrenadar

¡En este océano de errores!

 

Anuncis

Quant a Ramon Tena

Soy mediador y formador en gestión de conflictos. Actualmente impulso el proyecto de emprendimiento social Dialoga y desde hace dos años soy miembro del Pool of Trainers del Consejo de Europa. Colaboro con empresas, universidades y organizaciones nacionales e internacionales en el desarrollo de competencias para transformar el conflicto en cooperación.
Aquesta entrada s'ha publicat en ADR, Colaboraciones i etiquetada amb , , , , . Afegiu a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Una resposta a Cataluña: El rol del poder (Josep Redorta)

  1. Imma Armadans ha dit:

    Es imposible no estar de acuerdo con todo lo que cuenta Josep Redorta pero ahondar en causas profundas significa pararse, reflexionar y orientar las acciones y esfuerzos en otra dirección en la cual estamos viendo que en el conflicto de Cataluña-España no se está haciendo..

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s