Sobre el conflicto actual en Cataluña (Josep Redorta)

catalunya-espanyaDurante las próximas semanas Andorra Mediació se convertirá en un foro de diálogo y una tribuna donde personas comprometidas con la cultura de paz puedan compartir su visión sobre el conflicto actual en Cataluña, así como sus propuestas de soluciones basadas en el diálogo. Hoy arrancamos con una colaboración de lujo a cargo de Josep Redorta. Gràcies Josep!

ENTENDER MEJOR LO QUE NOS PASA

Sobre el conflicto actual en Cataluña

POR: JOSEP REDORTA

Abogado y doctor en Psicología Social.

Miembro de The International Association for Conflict Management

Original en catalán, traducido por Ramon Tena (23/09/2017). Las negritas son mías.

Decía Ortega y Gasset que hay épocas en que la realidad humana, siempre móvil, se acelera y se embala a velocidades vertiginosas. Ahora estamos en uno de esos momentos.

Simplificando mucho, a lo largo de la historia de la humanidad se han desarrollado tres formes básicas de resolver los conflictos: la fuerza, el Derecho y la palabra, es decir, el dialogo.

Simplificando mucho, a lo largo de la historia de la humanidad se han desarrollado tres formes básicas de resolver los conflictos: la fuerza, el Derecho y la palabra, es decir, el dialogo.

La fuerza tiene un grave inconveniente: consume mucha energía. No puedo estar agarrando con la mano un objeto continuamente y concentrado en ello, porque en algún momento me cansaré. Para evitar el uso de la fuerza nace el Derecho, la norma. El Derecho se basa en la legitimidad y por lo tanto en el consenso social más o menos aceptado. Cuando la legitimidad social por algún motivo se rompe, la Ley o norma social empieza a sufrir en su aplicación. Mientras que la palabra, el siempre reclamado dialogo es la manera más civilizada de resolver las diferencias. Todo esto podemos observarlo en el caso catalán, pero serviría cualquier otro ejemplo.

Veamos cómo este proceso puede revertir: si falta el dialogo, se vuelve al Derecho y cuando el Derecho no tiene suficientes recursos, llega la fuerza.

 

img_1626En el año 2009 la prensa catalana hizo un editorial conjunto advirtiendo de los efectos que podría conllevar una sentencia contraria al Estatut. La prensa y los medios de comunicación, más allá de sus condicionantes políticos (que están) y de su contribución a la construcción de marcos mentales sociales tiene una gran ventaja: acostumbra a estar a pie de calle. La advertencia no se tuvo en cuenta. Tampoco el Sr. Montilla, nada sospechoso de independentismo, [avisó] sobre la desafección de los catalanes respecto al Estado. La palabra “desafecto”  en el diccionario de la Real Academia Española tiene tres accepcions:”1. adj. Que no siente estima por algo o muestra hacia ello desvío o indiferencia.2. adj. Opuesto, contrario.3. m. Malquerencia”.

 

Es decir, hablamos de una cierta rotura emocional. Este proceso ha sido ignorado, ya sea por incredulidad, falta de información, incompetència, prepotència u otros motivos. El caso es que el uso de la palabra con voluntad de dialogo no ha existido. Y si ha existido no ha dado frutos por diversas razones. Esto lleva a una regresión (en el esquema que hemos explicado) en la resolución del malestar social: el uso del Derecho. La Ley, la legalidad, para ser aplicada –que es su pretensión- necesita una base de consenso social hoy día muy debilitada. La sociedad en general pide cambios profundos a todos los niveles.

Es decir, hablamos de una cierta rotura emocional. Este proceso ha sido ignorado, ya sea por incredulidad, falta de información, incompetència, prepotència u otros motivos.

Resolver todo esto no significa actuar sobre el conflicto haciendo reaccionar el derecho en favor de la equidad. El conflicto político y social actual en Cataluña exige una importante adaptación de las normas de regulación social.

El edificio constitucional tiene graves problemas de legitimidad. No puede ser de otra forma cuando el consenso social nos indica que hay una importante fractura en cuanto a su efectividad hacia esta norma fundamental. La Ley de Referéndum es la expresión legal de este desgarro emocional. En todo divorcio (família, socios, etcètera) primero va la desafección, después los recursos a la legalidad.

Decíamos que estamos en una regresión puesto que al fallar el Derecho se vuelve a la fuerza. Este proceso se inició la semana pasada. La fuerza del Estado se ha puesto en funcionamiento. En el caso catalán esto comporta, entre otros, tres procesos básicos que irán apareciendo: la reactividad psicológica, la polarización de grupos y los mecanismos vinculados a la psicología de masas.

La reactividad psicológica es un mecanismo que todos tenemos para oponernos a cualquier tipo de imposición. Un divertido tweet lo ilustra muy bien: “Por favor no prohiban más, que no tengo tiempo de desobedecer todo”. La polarización de grupos aumenta la cohesión interna de los grupos enfrentados, aumenta la desconfianza mutua y tensiona y distorsiona la comunicación entre las partes enfrentadas.

Está bien estudiado en psicología social. Finalmente, empezarán a aparecer fenómenos que ya anunciaba Le Bon, un psicólogo francés, hace cien años y que continúa vigente. Toda masa excitada es sugestionable y puede ser dirigida, etcètera. La multitud no quiere nunca verdades y razonamientos, quiere emociones y actuar como un cuerpo único. Todo esto lo estamos viendo ya en una primera fase.

Toda masa excitada es sugestionable y puede ser dirigida, etcètera. La multitud no quiere nunca verdades y razonamientos, quiere emociones y actuar como un cuerpo único.

La imprevisibilidad de la pauta del momento actual. La escalada del conflicto está servida. De todos modos, todo conflicto tiene funciones sociales importantes, y muchas no tienen por qué ser negativas. No estamos ante hechos sociales o políticos desconocidos en ciències sociales.

Decía Oscar Wilde que escuchar es muy peligroso. Si escuchas, te pueden convencer.

 

Moltes gràcies, Josep!

Anuncis

Quant a Ramon Tena

Soy mediador y formador en gestión de conflictos. Actualmente impulso el proyecto de emprendimiento social Dialoga y desde hace dos años soy miembro del Pool of Trainers del Consejo de Europa. Colaboro con empresas, universidades y organizaciones nacionales e internacionales en el desarrollo de competencias para transformar el conflicto en cooperación.
Aquesta entrada s'ha publicat en ADR, Mediació i etiquetada amb , , , , . Afegiu a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

4 respostes a Sobre el conflicto actual en Cataluña (Josep Redorta)

  1. Txema Urkijo ha dit:

    Bona nit. No sé si la intención es que el debate se produzca a través de los comentarios o simplemente la idea es aportar elementos de reflexión para un debate que ha de situarse extramuros del blog. Por si fuera la primera opción, quiero manifestar algunas cosas con toda la brevedad posible.
    1.- Enhorabuena por la iniciativa. Tan necesaria como poco frecuente en el contexto actual no solo catalán sino español en general.
    2.- Del artículo indicaré que el salto de lo emocional al derecho está bien explicado y razonado, pero el análisis sobre el que se sustenta el del mundo legal a la fuerza, peca de parcialidad, al omitir totalmente las actuaciones objetivas de algunas de las principales instituciones catalanas y sus responsables. A mi juicio, imposible sustentar cualquier teoría que no tenga en cuenta la corresponsabilidad en la situación actual de unos y otros, más allá de que dichas responsabilidades no se repartan por igual.
    Saludos.

    • Ramon Tena ha dit:

      Bon dia Txema,
      Muchas gracias por comentar i por tu interés en esta iniciativa. Dejo a Josep que te conteste sobre el contenido del artículo.
      Yo te contesto sobre esta iniciativa:
      1. La idea es contrarrestar los discursos de odio y extremismos que cada vez están más presentes en las redes sociales. En linia con la Campanya No Hate del Consejo de Europa (si te interesa te mando información por privado) se trata de crear contranarrativas y espacios que dejen patente que en las redes sociales y el mundo on-line también hay llamadas al diálogo. Si esto tiene algun efecto extramuros del blog, ya se verá. Pero no es necesariamente el objetivo.

      2. La participación en este diálogo se puede hacer:
      a. Comentando los artículos;
      b. Publicando (si te interesa ya te comentaré la línia editorial);
      c. Dando máxima difusión en las redes sociales.

      3. Una última puntualización: la iniciativa parte de Andorra. He creído que el hecho de que la iniciativa salga de un punto neutral puede ayudar a dar más fuerza y credibilidad al diálogo que tengamos aquí.

      De nuevo, muchas gracias.

  2. Imma Armadans ha dit:

    Felicitats per la iniciativa! Es una situació de conflicte que necessita que els valors de la mediació ajudin a construir pau social.

    • Ramon Tena ha dit:

      Moltes gràcies Imma. Crec que ara els mediador hem de generar discursos alternatius, sobretot a les xarxes socials. I tens raó, haurem de posar-nos a treball de valent per (re)construir la pau social. Una abraçada!

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s